Esta página web esta en venta en SEOBulk.net

Instituto poligono sur

Instituto poligono sur

Bruno & Marrone - Por Um Gole A Mais (Ao Vivo)

UNA NIÑA PEQUEÑA DE PELO CASTAÑO LISO mira fijamente a la cámara de vídeo y declara: "Seré la doctora Samara Hernández". Luego sonríe rápidamente, formando pequeñas arrugas alrededor de los ojos. "Me encantan los niños. Mi madre tiene 11 hermanas y todas tienen 2, 3 o 4 hijos. Y seré yo quien los trate". Al principio, este vídeo parece normal; una chica más que sueña con ser médico. Sin embargo, en España no responde a la definición arquetípica de "normal" porque es gitana. El testimonio de Samara es uno de los muchos niños gitanos que se muestran en una campaña de la Fundación Secretariado Gitano (FSG) destinada a ayudar a los jóvenes de la comunidad gitana a tener éxito en el sistema educativo obligatorio de España.

Los gitanos llegaron a España en el siglo XV y han soportado la Inquisición española, la Europa fascista y la dictadura de Francisco Franco. Así, los gitanos han sido continuamente marginados socialmente y oprimidos por la mayoría. Como resultado de la persistente discriminación y de las desventajas del pasado, la comunidad gitana sufre una tasa más baja de logros educativos. Fue en 1978 cuando la Constitución española eliminó su última ley antigitana. Después, en 1990, el gobierno español estableció una ley general de educación, haciendo obligatoria la finalización de la enseñanza secundaria para todos los residentes. En otras palabras, todos los niños están obligados a permanecer en la escuela hasta los dieciséis años. Los niños de la comunidad gitana tienen un alto índice de abandono escolar. Sólo el 24% de sus niños continúa estudiando después de la escuela primaria, frente al 64% del resto de la población española, a pesar de que es obligatorio por ley. Además, solo 1 de cada 100 gitanos asiste a la universidad (estadísticas de 2016). Del 1% afortunado, el 80% son mujeres gitanas. A pesar de ello, un mayor porcentaje de niñas gitanas abandonan antes la escuela que los niños gitanos. Entonces, ¿qué hace a los gitanos tan diferentes del resto de la población? ¿Por qué hay tanta disparidad entre géneros a la hora de obtener una educación superior? Hay muchos factores.

  Cd poligono sur

Floyd Lawton muestra Deadshot | Suicide Squad

Participan más de 35 socios, entre ellos sindicatos y asociaciones gitanas de Andalucía, centros de empleo, emisoras de radio, grupos de ancianos y asociaciones comunitarias, universidades y sindicatos de estudiantes, escuelas y bibliotecas locales, centros de formación del profesorado, hospitales y centros de salud mental, y centros culturales y deportivos.

Las puntuaciones medias de España en lectura, escritura y cálculo se encuentran entre las más bajas del grupo de países desarrollados de la OCDE. Muchos jóvenes abandonan la escuela con escasas competencias en lectura, escritura y cálculo, mientras que un gran número de adultos tienen dificultades para leer y escribir. Según la Encuesta de Competencias de Adultos (PIAAC) de 2013 de la OCDE, solo uno de cada 20 adultos españoles es competente en el nivel más alto de alfabetización (Nivel 4 o 5), y casi tres de cada 10 adultos tienen un rendimiento igual o inferior al nivel más bajo de competencia (Nivel 1) tanto en alfabetización como en aritmética.

El reto que esto supone para el sistema educativo español se ha visto agravado por el gran aumento de la población inmigrante entre 1996 y 2009. Entre 650.000 y 800.000 personas de origen gitano viven ahora en España, aproximadamente un tercio de ellas en Andalucía. La mayoría de ellos sufren pobreza y exclusión social, y tienen escasos conocimientos de lectura y escritura. El gobierno ha puesto en marcha una serie de iniciativas educativas dirigidas a la población gitana desde 2001, distribuyendo material didáctico, desarrollando programas interculturales y financiando sesiones de formación para el empleo (Directorio Mundial de Minorías y Pueblos Indígenas, 2005).

  Cd poligono sur

Presentación Banda de CC y TTMiguel Magone-Los Beriquinis

(ANS - Sevilla) - "No hay palabras para agradecer esta segunda oportunidad". Con este testimonio, un joven del Polígono Sur daba las gracias a las organizaciones que han hecho posible la apertura de una escuela de formación profesional en este barrio sevillano con un alto índice de personas en situación de vulnerabilidad. Gracias a la colaboración entre la Fundación Endesa, la Fundación Don Bosco y la Comisaría del Polígono Sur, 20 jóvenes de este barrio sevillano tienen ahora esta "segunda oportunidad".

Todas estas entidades han unido sus esfuerzos para que esta escuela profesional pueda abrir sus puertas y formar a estos jóvenes del Polígono Sur, desde hoy y hasta el próximo mes de junio, cuando finaliza el curso escolar, abriéndoles una oportunidad en el mundo laboral.

"Esta intervención supone para la 'Fundación Don Bosco' consolidar la colaboración con Endesa con una propuesta estable, que desde 2015 ya ha facilitado la mejora de la empleabilidad de muchas personas vulnerables del barrio. La escuela profesional atenderá a jóvenes que ya han abandonado el sistema educativo, muchos de ellos sin titulación, y que no cuentan con la formación necesaria para acceder al mercado laboral. Por su edad, están en tierra de nadie, lo que dificulta su inclusión. Pero nosotros creemos en las segundas oportunidades", afirmó Antonio Mengual, Director Territorial de la "Fundación Don Bosco", en la inauguración el pasado 26 de octubre.

  Polígono sur el arte de las tres mil

JT Polígono Sur Sevilla

Olvídese de los llamativos estilismos de Joaquín Cortés. Este semidocumental, a veces surrealista, revela el verdadero flamenco que surge de las míseras calles de la urbanización de las Tres Mil Viviendas de Sevilla. La película de Dominique Abel revela la difícil situación de la población gitana del barrio, que fue trasladada a la fuerza a los rascacielos hace treinta años desde sus barrios de chabolas de Triana, al otro lado de la ciudad. Las condiciones de hacinamiento y pobreza han propiciado el florecimiento de la cultura gitana y la riqueza del flamenco tradicional y "nuevo". Entre las escenas escenificadas de debate sobre la situación en la que se encuentran estas personas, los hombres y mujeres del barrio rompen a cantar y bailar de forma aparentemente espontánea. Estas secuencias de baile y música son los momentos culminantes de una película excelente e informativa que cuenta entre sus intérpretes con Rafael Amador.

Subir
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad